bulos
Actualidad, Consejos, General, Opiniones

¿Y SI NOS CREEMOS TODO LO QUE NOS CUENTAN? A VUELTAS CON LOS BULOS

Mi blog se caracteriza por ser un lugar amable, de encuentro para madres, familias, el sitio ideal para comentar aspectos relacionados con la maternidad, con las compras, etc. Diríamos que es un lugar “muy blanco”. Y no es que quiera que se oscurezca en absoluto. En su momento dije que habría ciertos temas que no tocaría, pero el ritmo frenético, a veces de más, de la sociedad, me obliga a expresar mi opinión acerca de algunos asuntos de actualidad.

Realmente quería grabar un vídeo hablando sobre esto, pero como siempre os digo, mi tiempo para grabar es escaso y casi que me cunde más escribir, así que aquí estoy hoy, sentada delante del ordenador para hablaros de lo que más pulula hoy en día por redes sociales, que no es otra cosa sino los bulos.

bulo furgoneta

SURGEN LOS BULOS

Doce del mediodía; te encuentras en plena vigilancia de un recreo cuando, de repente, se amontona un grupo de madres en la verja, con aspecto de preocupación; nos asomamos y nos dicen que se están llevando niños de los patios de los colegios, en furgonetas blancas, que son moros y rumanos y que lo están compartiendo por grupos de whatssap; y en ese momento no sabes qué pensar; lo recibes tú también puesto que, aparte de maestra, eres madre por partida doble y ello te lleva a pertenecer a los grupos de las clases de tus hijos. Se nos podrán escapar cosas de las manos y de la vista, no lo vamos a negar porque somos humanos, pero nunca dejaríamos entrar a nadie sospechoso en el centro. Solemos saber quién recoge a los niños. La cuestión es que no sabemos ni de dónde ni de quién procede esa información. Simplemente llega, se expande y nadie se preocupa de investigar el origen o la fuente; así, simplemente, nace un bulo…”Qué me lo ha dicho la Mari, que allí se están llevando a los niños”…¡Así de fácil!

¡Es muy importante verificar la realidad del mismo por las fuentes más fiables posibles! No vale “que te lo haya dicho la Mari”. “La Mari” se lo puede haber inventado; o quien se lo haya contado a ella; o puede haberse creado una auténtica bola; y eso lleva, directamente, al desastre del bulo.

TODO LO QUE LEEMOS…Y NOS CREEMOS

La cuestión es que, en esta sociedad en la que vivimos, nos hemos vuelto tan crédulos que le damos crédito a todo lo que nos llega y no somos capaces de filtrar lo que es veraz de lo que no y “caemos como moscas” en noticias infundadas, y creo que hay quien se las cree tanto que las convierte en verdades irrefutables; se ve a diario.

Ahora mismo, mientras escribo…¡voy a hacer la prueba!

¡Voy a abrir ese Facebook cuyo uso como perfil personal estoy tentada de abandonar…a ver lo que encuentro! (aunque ya me cuesta más porque he ido dejando de seguir a las personas que tienen la costumbre de compartir cualquier información sin verificar). ¡Sí! ¡Ya lo he encontrado! Un preso que se ha fugado de una cárcel pero…¡cuidado! ¡No por el prófugo en sí, sino porque la persona que ha compartido la noticia no ha mirado la fecha de publicación original . La noticia data del 1 de Septiembre de 2018 y ¡ya que estamos, vamos a buscar su nombre a ver qué nos aparece en Internet! ¡Ah, sí, la policía lo volvió a detener el 3 de Octubre así que dejó de estar huido! en teoría, dejó de ser noticia pero a día de hoy la misma sigue pululando por redes sociales. Esto no se llamaría bulo en sí, fue real, pero el hecho de perpetuarlo en el tiempo sí que hace que se considere así.

Porque, a la hora de recibir una noticia, esto debería ser lo primero que tendría que hacerse antes de que el dedito clique con toda la velocidad del mundo mundial: buscar información en Google acerca del caso para corroborar la realidad del mismo. También es importante comprobar las fechas porque, en ocasiones, lo compartido tiene más años “que Matusalén”.

EL ORIGEN DE LOS BULOS

Pero ¿De dónde surgen los bulos? ¿Cómo y con qué fin se originan? Os voy a hacer un breve resumen con la ayuda de unos expertos en desmentir, la web “Maldita”, y de esta interesante infografía.

BULOS

Hay dos razones principales: la primera es para GANAR DINERO ya que hay webs en las que a base de clicks se producen beneficios. Es algo así como esas cositas que solemos encontrarnos por Facebook en los que te piden que escribas amén si quieres que la persona de la foto se cure. Incluso esos clicks, si van más allá. pueden llevar al robo de datos. Pero hay otra razón más fuerte que es la DE CREAR Y FOMENTAR IDEOLOGÍAS…sobre todo políticas y algunas con cierto tufillo a racismo y ¡Señoras y señores! ¡A estas alturas de la vida deberíamos tener ya un pensamiento más crítico! ¿no es así?

Lo primero que tenemos que pensar es QUIÉN PUBLICA ESTA INFORMACIÓN, de qué fuente proviene. Si sólo procede de un medio, la noticia no es muy de fiar. Y por cierto, investiga un poco no vaya a ser que estés leyendo un titular de “El Mundo Today” y no lo sepas. Tampoco podemos quedarnos solamente con el titular, hay que leer la noticia completa antes de provocar la alarma social.

Ya que mencionaba a “El Mundo Today “hay que tener muy en cuenta que muchas de estas NOTICIAS ESCRITAS COMO BROMA se propagan con mucha facilidad pero no todo el mundo entiende este humor y se las toma en serio. Siempre hay que irse a la página que origina la noticia e investigar un poco que hay más allá.

bulos
¡Yo tendría melenaza con las Deluxe!

Otro bulo muy típico es el de las personas que han dicho tal cosa. Aquí yo parto de la siguiente premisa: Si no veo un vídeo en el que la persona a la que se está haciendo referencia no está diciendo lo que se supone que dice…directamente no me lo creo; Que puede que lo hayan dicho, sí o no, pero aquí yo me curo en salud como Santo Tomás en su momento. Muchas de las citas falsas se inventan y se ponen en palabras de las personas para SEMBRAR ODIOS Y ENFRENTAMIENTOS IDEOLÓGICOS; pero de verdad que, antes que eso, hay que pararse un poquito a pensar e investigar. Por cierto, si no sabemos cuándo, cómo ni dónde se dijo (en resumen, si desconocemos el origen) no hay que fiarse.

LAS ALERTAS SOCIALES, como la peligrosidad de las cremas de cierto supermercado, la subida de nivel de la alerta terrorista o la furgoneta blanca que va robando por todas las ciudades, son otro tipo de bulos que todo el mundo manda y comparte pero que nadie termina de corroborar, y hay algunas de ellas que son fáciles de comprobar ¡pero es más fácil seguir compartiendo sin ton ni son!

La IDEOLOGÍA, como os decía, forma una parte importante de la base de muchos de los bulos que especialmente pululan por el cibermundo…Como dirían los ancianos del lugar “esto antes del internet no existía”… ¡bueno, estaba el nivel “cotilleo”, claro! Los que más me llaman la atención son aquellos que están volviendo racistas hasta a los que se los dan de progres, compartiendo cadenas en las cuales los extranjeros, y podemos atacar principalmente a los de procedencia magrebí que queda “como más guay”; al parecer, cobran muchas y muchas ayudas por ser extranjeros…pero curiosamente no escucho ningún bulo sobre los chanchullos que miles de “españolitos de sangre limpia” hacen a diario entre ayudas y dinero negro a base de chapuzas a todos los niveles. Si se tuviesen las luces para investigar se comprobaría que un inmigrante no recibe, por serlo, más ayudas que un español, pero acusar en falso es de lo más fácil en este mundo.

bulos

Por cierto, uno que me encantó porque era para partirse la caja, era el de las ayudas PAAARA ¡Gitanos y musulmanes! que el Ayuntamiento de Adra en ALBACETE iba a dar en 2018. ¡Claro! A lo mejor es producto de los bulos también, pero yo de pequeñita estudié que el Mediterráneo baña Almería y que, por cierto, ADRA es una localidad costera de dicha provincia.

 

 

COMO COMPROBAR SI LA INFORMACIÓN ES VERDADERA O FALSA

Hay dos perfiles fiables al 100% y que, al parecer, se consultan poco: Se trata de las redes sociales de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, y a nivel local, ya que me lee mucha gente de mi ciudad, añadiría también la cuenta de la Policía Local de Granada. De los medios de comunicación no me fío demasiado, pues la objetividad brilla por su ausencia, aunque sí que hay una página a la que suelo seguir que es la de “Maldito Bulo” la cual se ocupa no sólo de investigar y verificar “lo que se dice por ahí” sino también de desmentirlo. También tenéis en Twitter el hashtag #StopBulos.

Mi conclusión es la siguiente: si no estás seguro de que lo que estás leyendo es real , no lo compartas pues terminas compartiendo responsabilidad en la difusión de una noticia que es falsa.

Y por hoy es todo, si al alguien le ha podido molestar esta entrada pues ¡lo siento! Pero éste es mi espacio y en él expreso lo que quiero y a mi manera. Quien piense como yo, ¡bienvenido a mi club de los desmentidos! Y espero que me leáis en breve, como mucho en dos semanitas vuelvo por el blog ya que intento alternarlo con el canal de YouTube.  ¡Un saludo enorme y de verdad para todos y todas!

 

bulo

¡Forma parte de esta comunidad! ¡No te pierdas nada!

historiasdeely.es

You may also like...

Popular Articles...

SI TE APETECE, DÉJAME UN COMENTARIO, SIEMPRE CON RESPETO