Ely al sol
Opiniones,Personal,Recuerdos.

SI PUDIERA VOLVER ATRÁS…

Partiendo de la base de que no me arrepiento de mi vida actual, a pesar de ciertos flecos que tiene, si pudiera volver atrás no habría hecho ciertas cosas o habría dejado de hacer otras.

Esta semana vuelvo al blog después de días de mucho ajetreo, aunque no dejo de aparecer por las RRSS y publiqué vídeo en Youtube (AQUÍ lo tenéis).  De nuevo lo hago a partir de una dinámica del grupo de apoyo a bloggers “Más que madres/padres” en Facebook.  La propuesta en esta ocasión es la que expreso en el título.

Y, sin entrar en temas excesivamente personales, voy a reflexionar sobre ello.  Habría dos cosas que cambiaría sin duda alguna, que serían la dependencia de una pareja en un sentido determinado, y el pensar que las relaciones duran para siempre.  En cualquier ámbito.  Pero evitaría esa sensación de permanencia en el tiempo y, como digo muy a menudo, si volviera a nacer ¡otro gallo me cantaría!

LA JUVENTUD

Desde bien pequeña sólo tenía una cosa en la cabeza,  Como llegó a la misma, no me preguntéis porque no lo sé, pero ese era mi pensamiento:  Casarme y tener hijos. Cuando crecí me comparaba con el personaje de Mafalda, Susanita.  Probablemente mi instinto maternal habría permanecido ahí, intacto, “per secula seculorum”, aunque las circunstancias de mi vida hubiesen sido distintas.  Que conste que no me arrepiento de mis hijos aunque sí de algunos aspectos que rodean a mi maternidad, pero ese es un tema muy mío. Aunque hoy habría preferido ser más Mafalda.

Susanita hijitos

Casi en relación con ese deseo de hijos, de más mayorcita andaba otro a la par que no era sino el de tener pareja.  No ya tanto por ese hecho sino por el de no ser consciente de la condición más o menos efímeras de las relaciones de pareja, sobre todo en la adolescencia y en la juventud.  Para mí lo que llegaba era eterno, tenía que durar para siempre y el fin de una relación era un portazo total contra la cruda realidad.

Y tras ese choque llegaba el deseo de la vuelta, de la permanencia, deseo no compartido por la otra parte, y debo reconocer que pasé muy malos ratos.  Tras ello venía el no querer estar sola, el no tolerar el “no tener novio” y, en alguna ocasión,  agarrarme a algún “clavo ardiendo” al que sin intención hice pasarlo mal.

Esa fue mi juventud.  Y alguna relación me hizo incluso perder el rumbo el cual, después, recuperé aunque no de la forma deseada en primera instancia.  Y de eso me arrepiento: de esa dependencia hacia una pareja y de pensar a veces tanto en ello que he perdido el hacer otras cosas que estaban al alcance de mi mano, como dedicarme a viajar, y las cuales dejé pasar.  Ahora me doy cuenta de ello y me lamento en cierto modo.

LA MADUREZ

Ely al sol

Me lamento pero tampoco soy de esas personas que están dándose cabezazos contra la pared por lo que hicieron o dejaron de hacer.  He aprendido que la vida no es el ayer ni el mañana, sino que hay que vivirla día a día y aprovechar las oportunidades que te traiga el día de hoy.  Lo malo es que hay días en los que te encuentras mil obstáculos pero, como escuché el otro día a alguien en mi entorno laboral, “los demás no te hacen gritar: eres tú quien gritas” (no lo decía por mí en ese momento, que conste).  Aunque haya días en los que, como ayer, habría gritado a solas y fuerte.

Mis pequeños y yoSi en el futuro me lamentaré de situaciones vividas o dejadas de vivir en este momento, lo desconozco. Sólo sé que voy a limitarme a vivir día a día y a disfrutar de lo más preciado que tengo, mis pequeños.

¡Muchas gracias a todos y a todas, aquellas personas que me leen y me siguen, por compartir conmigo este ratito! Mi cabeza sigue bullente de ideas sobre las que escribir.  Estoy pensando incluso en dedicar una tarde a la semana para mí, como bien dice mi doctora de medicina general, y en este caso pasarla en un espacio coworking  y dedicar las horas que allí pase a escribir de manera intensiva, sin parar.  Mientras tanto, como siempre, os deseo que os cuidéis y seáis felices. 

Historias de una señomamá

¡Forma parte de esta comunidad! ¡No te pierdas nada!

historiasdeely.es

También puede gustarte...

SI TE APETECE, DÉJAME UN COMENTARIO, SIEMPRE CON RESPETO