Familia,Música

¿Cómo estaba la plaza?…Gira “Tanto 2013” Pablo Alborán

Foto tomada por el artista al finalizar el concierto
“Abarrotaaaá”, haciéndo mía la expresión que tan de moda pusiera el Dúo Sacapuntas en aquellos algo lejanos 80.

Acabo de llegar a casa y mis niños están durmiendo tranquilos.  Creo que es la primera vez en ocho meses que salgo sin los dos; también es necesario tener espacio para una misma y yo lo he hecho esta noche pudiendo disfrutar de un concierto que por una cosa o por otra, en los dos últimos años se me había escapado de las manos.  Vengo de presenciar el primero de los dos que en estos días el malagueño Pablo Alborán ofrece en mi ciudad.
Dos son los conciertos, en un principio no había ninguno previsto, después se publicó que la fecha elegida sería el 14 de Septiembre y en un abrir y cerrar de ojos ya no quedaban entradas.  Visto que los recintos de los conciertos anteriores (Discoteca Granada 10 y Palacio de Congresos) se iban quedando pequeños, el ideal podía ser la Plaza de Toros (recuerdos de conciertos a finales de los 80 y principios de los 90…Mecano, Olé Olé, La Guardia…)…pero sin duda, el fenómeno Pablo Alborán llena y sí, aunque en cierta manera se le pueda tachar de empalagoso, a mí me gusta.


De Pablo Alborán mucho se ha hablado y algo se sabe, no voy a decir nada nuevo sobre él ni a ser repetitiva.  Yo lo conocí a través del machaqueo que a principio de hace dos veranos la publicidad de la versión gratuita de Spotify (otro programa/aplicación muy útil, o al menos “funcional”) nos ofrecía de este nuevo cantante y su repetitivo “y tú, y tú , y tú…” Fue posteriormente cuando en Youtube descubrí esos vídeos caseros con sus primeras creaciones.  Ha cambiado él un poco en su aspecto (¿Algo más de actividad física tal vez? no lo sé) y levemente su estilo musical, no así su temática.

Tres discos en el mercado (“Pablo Alborán”, “En acústico” y “Tanto”) en los últimos dos años que le han catapultado a la fama; pero esta misma noche en el concierto él ha dicho algo que nos hace ver que sigue teniendo los pies en la tierra , algo así como “No sé cuánto duraré en esto de la música, pero estos momentos me los voy a llevar siempre conmigo”.

Como os decía anteriomente, me gustó desde el principio, cuando lo conocí, él ya había actuado aquí anteriormente, en concreto en “Granada 10” que cuenta con un aforo muy limitado, la verdad sea dicha, pero entonces era casi un desconocido; ese verano comenzó a despuntar pero no tuve la oportunidad de acudir a ningún concierto cercano.  En Febrero de 2012 se anunciaba que su gira llegaría a Granada, al Palacio de Congresos el 6 de Mayo…entradas agotadas casi al momento de venderlas.  Pero por fin he podido ir a un concierto suyo y ¿Qué queréis que os diga? Que “el empalagoso” me ha dejado sin voz esta noche.

No soy capaz de contaros qué canciones han compuesto exactamente el repertorio (mis neuronas van escaseando y si tenía el móvil en la mano era para grabar y hacer fotos, no para tomar notas), lo que si que os digo es que a las diez en punto que marcaba el reloj de la plaza Pablo saltaba al escenario con “Toda la Noche”; desde ese momento han sido dos horas de gran intensidad con ratos de música variada, desde la más intimista a la que ha hecho que no parásemos de movernos, incluso en algunos momentos descarada mostrando otra cara distinta del “empalagoso” (con todo el cariño del mundo siempre), por supuesto con “Éxtasis”, una de mis canciones favoritas.

Dos horas seguidas en las que, a mi continuo mirar al móvil por si tenía alguna llamada por parte de los míos (preocupación creo que le dicen, ¡jeje!) se le entremezclaba un sentimiento de evasión, y es que sí, señoras y señores, he disfrutado de unos momentos para mí misma gracias al pequeño Pablo, Pablete como lo llaman sus fans de primera fila (yo a los quince años también ocupaba esos lugares y hacía colas para entrar la primera…acercándome ya a la decena que me acerco, estoy genial “viendo los toros desde detrás de la barrera”).

Me ha sorprendido el rango de edades que he visto esta noche en la Plaza, lo que más me ha llamado la atención ha sido un grupo de señoras…bueno, yo también soy señora, pero me refiero a éstas de las que os hablo  más por edad que por estado civil…bien podrían rondar los 70 años y allí estaban las cuatro o cinco en plan “chupipandi” viendo al que fácilmente podría ser su nieto.

Se ha dado la coyuntura de que el tiempo ha querido dar una tregua y no ha llovido, no se  sabe si mañana será tan respetuoso o no.

Antes de irme, que ya es tarde, os quería contar porque he elegido la canción “Quién” para que mientras leeis mi entrada tengáis musiquita.  Yo compré el CD poco antes  de mudarme a mi casa nueva pero no había tenido mucho tiempo de escucharlo y se quedó en el coche. Entonces llegó el invierno, que para los que me conoceis, sabéis que ha sido el más duro y frío de mi vida en todos los sentidos.  Y ahí sí que “Tanto” se convirtió en la banda sonora de aquellos días, de mis continuas  idas y venidas del hospital a casa y viceversa, y me animaba al menos a canturrear cuando regresaba conduciendo a mi hogar con noticias no demasiado esperanzadoras…pero bueno, como sabéis también ya todo eso pasó y llegó la primavera más deseada y todo volvió de nuevo a florecer.  Una de las canciones que más me impactó fue precisamente “Quién” y por eso la he elegido.

Os dejo el enlace a la noticia publicada en Ideal Digital para que le echeis un vistazo si gustáis.  Como siemp un placer escribir para todo aquel o aquella que me lea.  Conforme vaya teniendo tiempo, seguiré publicando cosas nuevas, ideas sigue habiendo en mi cabeza..

¡Forma parte de esta comunidad! ¡No te pierdas nada!

historiasdeely.es

También puede gustarte...

SI TE APETECE, DÉJAME UN COMENTARIO, SIEMPRE CON RESPETO