Otra cajita…para mí y para mi bebé, NONABOX

No vayais a pensar que soy “la tonta de las cajas”, pero lo que sí soy es un tanto curiosa y como me gusta probar y ver cosas nuevas, estoy también suscrita a NONABOX; bueno, en este caso debería casi decir “estamos suscritas”, porque el público receptor de esta caja son embarazadas por una parte y por otra mamás recientes y sus bebés, como es mi caso, así que aquí no soy yo sola la que prueba, sino también la pequeña Ely con sus 7 meses recién cumplidos.
Con nonabox, en este caso, se recibe una serie de productos para la madre y para el bebé de acuerdo con la etapa en la que nos encontremos (por lo que si que existe un cierto grado de personalización); juguetes, productos de higiene o para su alimentación, y que de nuevo en conjunto superan el precio de la suscripción a la caja; ésta se puede hacer mensual con renovación cada mes (25€), trimestral como la mía (un solo pago de 70 €, aunque yo conseguí una oferta y me costó 50 €), semestral (130€) o anual (250€). También debo decir que se preparan para regalo de la misma manera.
La selección de marcas es amplia y variada, desde algunas poco conocidas por el público en general hasta las más usuales en lo que al mundo de las mamás y los bebés se refiere, AQUÏ encontrareis el enlace a las mismas.
La semana pasada recibí la primera de las tres cajas, y aunque ya sabía algo al respecto, lo primero que me sorprendió fue la presentación.

A esta preciosa caja ya le he buscado una finalidad una vez vacía, ahora que estoy haciendo cierto expurgo de las ropas de bebé, aquí voy a guardar los conjuntos con los que mis hijos salieron del hospital.

Encuentras en primer lugar el folleto en el que aparece la información sobre los productos que vienen en la caja junto con algunos consejos sobre el cuidado del bebé, en este caso se trata de cómo hacer que pierdan el miedo al agua (con Fernando empecé la matronatación al año y medio y todavía le tiene respeto, con Ely empezaré el mes que viene, depende de las piscinas, en la piscina cubierta del lugar donde viviíamos antes no se podía hasta los 18 meses). Después, en general, el contenido de la caja, curioso cuanto menos.
 En primer lugar aparece un botecito de Melagyn, gel de higiene íntima infantil que de momento no voy a usar, lo guardaré para más adelante ya que por ahora me va bien con esponja, agua, jabón y/o toallitas.  Pero para las mamás encontramos en este caso, y a tamaño venta al público, un envase de Lactacyd, que se vende en farmacias y parafarmacias por un precio aproximado de unos 6 € y cuyas propiedades teneis en este enlace. Para que mamá y bebé nos sintamos limpias y agusto, claro,
 Como hablábamos antes de los consejos que Nonabox nos da para que el bebé supere el miedo al agua, en la caja encontramos un paquetito de pañales bañador Aquakids de Moltex.  La verdad es que son bastante útiles, pero sólo para el momento del baño, no para tenerlo puesto continuamente cuando estés con el o la bebé en la playa o en la piscina, ya que no recogen muy bien (hablo en general, no sólo de Moltex).  Estos, de momento, los voy a guardar porque Ely usa una talla inferior (por su condición de gran prematura, ella pesa aproximadamente unos dos kilos menos que un bebé de su edad cronológica…es que si los pesara sería un bebé con un IMC de obesidad, claro, está muy proporcionada pero de acuerdo más o menos a su edad corregida de cuatro meses, ¡es una bolita adorable, jeje!), pero uso le tiene que dar sobradamente.
 Aquí lo que os presento es la crema universal de Oriflame, el tarro es muy pequeñito pero creo que ese es su tamaño original, también tenéis el enlace; para comprar productos de Oriflame tienes que encontrar una distribuidora, cosa que no es difícil, pero yo aún no he probado nada de ellos (tengo pendiente hacerlo en el futuro con un gel de frambuesa y menta).  Como aún no lo he probado, supongo que lo haré para las rozaduras del pañal pero aún no hemos tenido problema con ello, en el mismo enlace tenéis diversas opiniones sobre como funciona.

Algo para las mamás que me ha resultado muy curioso; las empresas, al lanzar sus novedades, las ofrecen a través de diversos medios: páginas web de muestras  (http://www.muestrasgratis.es), de pruebas (http://www.bopki.com/es/)…y una de las formas que usan para dar a conocer sus productos son estas cajas, y me he juntado en unos días con cinco bolsas de los nuevos All Bran crujientes, cuatro de chocolate y una de vainilla, ya que en la Degustabox venían tres.  Están buenos, pero lo malo que le veo a estas bolsas es la cantidad, deberían ser más pequeñas y traer una ración, ya que traen dos, y en mi caso soy de las que empiezo y no paro, aunque tampoco me apasionan estos cereales como para comerme la bolsa entera de una sentada.

 Otras dos cositas que trae la caja, ya para la bebé, es una muestra grandecita del gel pediátrico de BABÉ, así como una muestrecita de colonia muy fresquita; el gel me servirá para cuando tenga que bañar a la niña fuera de casa.

En la caja venía también una especie de gasa bastante más grande de lo usual, ésta que veis en la foto, pero hasta que no leí lo que era no lo tuve claro…y casualidades de la vida, me enteré de que el principe de Cambridge, Jorge Alejandro, acababa de salir con sus padres del hospital envuelto en un arrullo de la misma marca; se trata de una muselina de la marca ADEN + ANAIS, aquí la teneis en la página web de ellos; al cambio costaría unos 25 €, más de lo que me ha costado la caja en sí (aunque buscando por internet, en España creo que se venden a mejor precio).  Al principio no le ví utilidad porque ahora, con el calor que hace, envolver a la niña no tiene sentido pero leyendo sobre ella vi que era muy versátil y ya tiene un uso, ya lo vais a ver aquí:

Pasamos gran parte de la tarde en el patio mientras Fernando se baña en la piscina; como con todos los bebés, hay que tener mucho cuidado con las radiaciones solares, pero con ella hay que extremar las precauciones (el sol la puede tocar “lo justo” para la fijación adecuada de la vitamina D).  Para que ella esté cómoda en el patio le he puesto un paravientos y dentro un cambiador antiguo que, al ser de plástico, tiene el inconveniente de producir sudor en caso de contacto directo con la piel.  Pues la solución ha sido la muselina de Aden+anais…¡y mi niña hecha la princesa de su casa!

Pues hasta aquí el contenido de la Nonabox de Julio y de esta mi entrada, la caja sorprende porque no son marcas excesivamente conocidas pero los productos son buenos, esperemos seguir encontrándonos cosas bonitas  en las siguientes.

Dropbox, una ayuda que se agradece (o el Cloud Computing)

Quien me conoce sabe que, sin llegar a ser lo que se conoce como “friki”, me gusta bastante la tecnología, podría decirse que mi nivel es de “usuario con interés”; mi última adquisición fue allá por Enero, el Samsung Galaxy SIII…pero no me estoy muriendo por el SIV…y sinceramente tampoco lo hago por el que tengo porque en ocasiones me da ciertos problemas, pero no se ha puesto la telefonía móvil como para estar cambiando el terminal cada seis meses.
El otro día alguien cogió mi bolso y dijo algo parecido a eso de “Chica, ¿pero qué llevas aquí?”…pues rara vez salgo de casa sin móvil, tableta (con ésta, también de Samsung, estoy tal vez más contenta) y/o libro electrónico (el Kindle más básico, para mí estupendo), depende también del bolso, no voy a llevar todo eso en un clutch por ejemplo; tampoco me parto la espalda por ello en absoluto.
En cuanto a sistemas operativos, no domino pero porque tampoco me atrae MAC (experiencia negativa con el IPOD nano), de Windows de toda la vida, pero en la tableta y en el móvil se impone Android, muy intuitivo a mi parecer.
Existe un sinfín de aplicaciones de todo tipo y para todos los usos, así como de juegos, pero a estos últimamente les hago poco caso (no, no juego a Candy Crush Saga, como tampoco he visto nunca ningún capítulo de “Perdidos” o de “Juego de Tronos”…debo ser alguien extraño, lo reconozco). Las hay que no sirven para nada pero hay otros programas que son realmente útiles, y de uno de ellos os voy a hablar, se trata de DROPBOX, supongo que ya lo conocéis pero para quien no, aparte de que os enlazo a su página web, os haré un breve resumen (breve ¿yooo?, ¡jaja!)
Dropbox es una especie de disco duro virtual “en la nube” (sí, como si estuviera en el aire) en la que puedes guardar tus archivos y/o documentos, acceder a ellos desde otro dispositivo y si quieres, también puedes compartirlos con quien quieras.  Depende de la capacidad que quieras tener será gratuito o de pago.  Tan sólo os digo que, desde que conozco este programa, no he vuelto a perder ni un documento ni una foto en los casi dos últimos años, tiempo en el que llevo usándolo.
Hace dos años, a principio del curso 2011/12, los colegios de Primaria  y los Institutos de Secundaria en Andalucía teníamos que aprobar unos documentos de especial importancia, los cuales yo llevaba tanto en un disco duro como en un USB; cosas de los virus y DE EXTRAER EL USB directamente, perdí la mitad de la información y tuve que rehacer en un abrir y cerrar de ojos; ya había oído hablar de este programa y decidí probarlo; la apuesta fue buena pues como veis, estoy contenta con el uso que de él hago.
Dropbox es gratuito para 2 GB de memoria, ampliables hasta 18 si invitas a posibles usuarios; por cada uno de ellos que acepte se irá ampliando 500 MB; también se obtiene capacidad extra cuando adquieres un smartphone, yo lo he comprobado con las marcas HTC y Samsung; debido a ello yo tengo unos 75 GB de los cuales añun no he usado ni un tercio…y en esta nube tengo todas las fotografías que he hecho con móvil en los últimos dos años.
 Existen también planes de precios para 100, 200 y 500 GB (yo la verdad no necesito tanto) y para empresas, el precio lo tenéis en su web.
No sólo tienes acceso a tus documentos en cualquier lugar (esa es la comodidad de estar elaborando uno en el trabajo, una programación de aula por ejemplo en mi caso, irte tranquiñlamente a casa y terminarlo en tu portátil sin transportar “peso” ni virus), sino que puedes compartir carpetas con otras personas (la facilidad tremenda para la realización de un trabajo compartido) e incluso enviar enlaces de un documento a otras personas.
Nubes como Dropbox existen muchas, por mencionaros algunas, Sugarsync, Skydrive, Google Drive (de Google, yo diría que sólo con la dirección de correo de GMail, ya constituye en sí una nube propia…yo puedo editar esta entrada desde donde yo quiera), Opendrive, etc., incluso las compañías de telefonía móvil se están lanzando a ello como Vodafone, pero yo os hablo de Dropbox porque es con la que estoy familiarizada.
Como veis, para mí, todo son ventajas; ¿inconvenientes? no los sé exactamente, a mí hasta ahora me ha ido muy bien (tiene incluso una función de recuperación de documentos eliminados que es fantástica en el caso de que elimines uno por error).  Coincidió más o menos el momento en el que comencé a usarlo con el cierre de esa plataforma que, con mayor o menor legalidad, ha sido muy útil para mucha gente, Megaupload, y me comentaba el técnico que nos hacía las reparaciones informáticas en el colegio que a ver si no iba a pasar lo mismo con estos programas; al respecto os enlazo al siguiente artículo que considero bastante interesante al respecto, es un tanto antiguo pero claro (entonces eso de nube…sólo en el cielo):  http://peru21.pe/noticia/250986/nube-virtual-llego-quedarse
Espero que esta entrada os haya sido útil y que, si no conociais el programa, os animeis a usar en principio su versión gratuita, porque hoy en día eso de la nube es algo más que aquello de “Señoras que hablan del tiempo que hace”…”¡pues parece que para esta tarde va a caer una nube!” (espero que sin los documentos , claro!
Próximamente más; hay un programa/aplicación muy interesante pero en el que tengo que profundizar un poco más y ya entonces os hablaré de él, se trata de EVERNOTE

¿Qué hay dentro de esta caja?…Degustabox

 Hoy vengo a hablaros un poco de la caja Degustabox, aunque antes tendría que poneros en antecedentes acerca de lo que es este tipo de cajas.
 
 Hace dos años supe que en los Estados Unidos estaban muy de moda las susripciones a unas cajas, en estos casos de cosmética, en la que tú pagabas una cantidad al mes y recibías una serie de productos o muestras de los mismos, generalmente novedades, que servían para dar a conocer productos de diversas marcas.  El caso es que hace dos veranos llegó a nuestro país la Glamourum Box (no sé si ahora se llama Jolie box) y me dispuse a probaral, en este caso eran muestras de productos cosméticos, en algunos casos era el tamaño normal de venta; probé dos o tres cajas, sí, estaba bien pero pensé que por el precio que pagaba al mes por cinco muestras, algunas de las cuales era posible que ni siquiera me sirvieran o me gustaran, era preferible comprarme un producto que me gustara o que necesitara, así que me dí de baja en la suscripción.
Tras la llegada de esta caja lo hicieron otras, de productos de parafarmacia, de bebés, etc.  y hace unos meses recibí en mi buzón en las ofertas de Groupon la de una nueva caja por un precio promocional asequible.  Se trataba de la Degustabox, en la que lo ofrecido eran lanzamientos de productos alimenticios, sobre todo novedades.  En ese momento no me llamó la atención pero hace un par de meses, y aprovechando un código promocional por el cual la primera caja es más barata, solicité la mía.  Y con la que recibí el  miércoles, ya llevo dos y de momento voy a seguir probándolas, porque como dicen las personas de cierta edad “yo es que tengo muy buena boca” (y de paso, un metabolismo que no me respeta nada).
La caja de degustación sorpresa incluye cada mes entre ocho y doce productos (tamaño de venta al público, no muestras) cuyo precio en conjunto superaría con creces el de la suscripción; ésta cuesta al mes 12,99 €, pero como os digo, en cada una de mis cajas ha venido un caldo natural ANETO y sólo el precio del brick ronda los 6€. Una vez te suscribes, recibes la caja cada mes entre el 25 y el 30 (bueno, yo la recibí el 24) y el cobro se lleva a cabo el día 10 de cada mes; cuando ya no se desee seguir, simplemente hay que comunicarlo antes del día 10  porque no hay compromiso de permanencia alguno.
Mi consejo es que para suscribiros a la primera y que os salga más barato, estéis atentos a su página en facebook, porque suele aparecer una promoción en la cual al introducir un código cuando te vas a suscribir, ésta te cuesta más barata.
Al mismo tiempo para los ya suscriptores suele haber ofertas como la de una caja gratis tras rellenar cinco encuestas sobre el contenido de las anteriores, o la que tengo en la actualidad por ejemplo (si llevo dos amig@s me regalan una).  
Y ya sé qué me vais a preguntar “¿y qué hay en cada caja?” Os adjunto el enlace a las de Mayo, Junio y Julio, veréis que productos más interesantes: https://www.degustabox.com/nuestras-cajas y como podreis ver, se trata de marcas por lo general bien conocidas ,
Os cuento que, por ejemplo, con la caja de Junio hice la fideuá que aparecía en la ficha de información de los productos, que por el otro siempre trae una receta que se puede hacer con los productos de la caja, que las galletas Fontaneda Fruit & fibre te sacan de un apuro y que la salsa superboloñesa de Gallo está muy buena.
De la caja de Julio os enseño mis fotos:
 
 
 
 
 No lo he probado aún todo pero sí que he bebido algunas cervezas, que son 0%0% y tienen sabor a frutas y realmente lo tienen, he probado el tomate frito de temporada de Hero y es muy natural pero para mi gusto tiene demasiada grasa, probablemente prepare mañana una paellita con el caldo y con el arroz; la stevia de Truvía ya la había probado antes y de sabor no es mi edulcorante favorito realmente; los crujientes de Allbran están buenos aunque sólo he probado los de chocolate y hay un producto que a mí me parece innovador, la sal líquida Fossil river; aún no lo he probado pero en cuanto lo haga ya os diré cómo está.  Finalmente en esta caja aparece también el producto mejor valorado por los suscriptores en la caja del mes de Mayo, el aceite de oliva Carbonell en spray para plancha, yo también lo habría votado de haber estado suscrita en ese mes.
Bueno, pues como siempre os digo, espero que esta entrada os haya resultado útil e interesante, y en caso de que os animéis a probar no tenéis nada más que decidmelo.  Saludos y buen fin de semana (yo de momento lo tengo de celebraciones familiares).

Conmoción…en el Día da Patria Galega

No quiero poner ni siquiera imágenes; no era ésta la siguiente entrada prevista en mi blog pero no puedo evitar hacer una reseña sobre cómo me siento esta mañana.

En la tarde de ayer mi hermano viajaba en un tren en una dirección muy diferente al lugar en el que ocurrió el accidente de anoche y claro, nosotros nos pudimos quedar tranquilos, pero yo creo que en nuestro país nadie ha dormido hoy con tranquilidad por el estupor ante lo ocurrido. Mi reacción por la mañana ha sido irme a Twitter rápido y veloz (Twitter=fuente de información para mí)…y ver cómo, por desgracia, el número de fallecidos había aumentado a 77.

El tren es un medio de transporte seguro y rápido, pero los fallos de cualquier tipo existen (Dicen que exceso de velocidad, los vecinos dicen que no iba más rápido de lo normal…¿es posible que estén acostumbrados a la velocidad como a algo normal? No lo sabemos) como en todo.  Yo vivo cerca de un aeropuerto, del Federico García Lorca  – Granada/Jaén y los aviones pasan muy a ras; avión, el medio de transporte más seguro.  A veces me planteo que ocurriría en caso de accidente; bueno, pues en el mundo estamos y lo qué tenga que pasar pasará (que espero que nada), pero también os digo que en los últimos meses he tenido la oportunidad de comprobar que lo que se dice de “eso le pasa a otros”…cualquier cosa te puede ocurrir también a ti (con mayor o menor probabilidad dependiendo de las circunstancias, pero no estamos a salvo de nada).

Hoy no se puede expresar alegría u optimismo, cada un@ de nosotr@s a nivel particular tendrá que buscar sus momentos de positividad y seguro que lo haremos (a mí hoy por ejemplo me ha alegrado la mañana un hombre muy mayor que estaba hablando con otra señora de similar edad en la puerta de una casa de pueblo de las de toda la vida; al verme que iba a meter a la niña y al carrito en el coche el señor se ha ofrecido a ayudarme, no lo necesitaba pero son detalles simples que se agradecen siempre).  Tan sólo decir que siento lo que ha pasado pero que no sólo hay que dar el pésame a Galicia o a los gallegos, ha ocurrido allí y seguro que un elevado número de pasajeros procedían de esa comunidad…el pésame a todos y todas, de  dónde procedan, porque España, aparte de un país en crisis, es un lugar donde sentimos las cosas, y ello se muestra en cómo el pueblo se vuelca para ayudar y en eso sí que somos un ejemplo.

Escuela también en verano para l@s niñ@s…¿a favor o en contra?

La respuesta en este caso es…depende, claro, aunque dado mi situación actual y la de mi hijo…me definiré más tarde a lo largo de la entrada.

Cuando yo era pequeña no existía este tipo de iniciativas, tal vez porque no había tanta necesidad o concienciación sobre la conciliación de la vida laboral y familiar (que queda mucho pero que mucho por avanzar en este sentido). Llegado el periodo estival eran tres las opciones que los niños y niñas de la década de los 80; la primera y más extendida era hacer poco más que descansar; la segunda, para aquellos que tenían el infortunio de suspender alguna de las materias del curso en cuestión, era la de acudir a una academia para prepararse para los exámenes de Septiembre (yo misma en dos ocasiones, y en las dos por esa falta de entendimiento que me enfrentaba al razonamiento lógico-matemático; curiosamente, las entendía mejor en la academia que en el colegio); y la tercera para los más afortunados era aquella salida a los Campamentos de Verano , que normalmente eran conocidas como “Colonias”, para disfrutar de una quincena fuera de casa rodeado de compañer@s de la misma edad (en aquellos Campamentos del verano del 86 en la Granja Escuela “Huerto Alegre” salió a flote la “mamitis” que yo padecía, lo malo de ello es que tenía ya 12 añazos…una madre siempre es una madre,¡claro!).

Pero con el paso del tiempo y los cambios sociales que al mismo se han ido asociando , han ido surgiendo iniciativas para llenar de contenido el verano de los escolares en su tiempo vacacional a la vez que los padres y/o madres podemos seguir con nuestra labor diaria (como maestra , estoy un poco cansada de escuchar a las madres, cada vez que por imposición de la Administración  los centros contamos con un día de libre disposición, eso de “¡qué bien vivís!”…¡Ojo! ¡yo ni me invento las fiestas ni las vacaciones!).

De un tiempo acá proliferan los Campus de Verano, urbanos o no, en recintos deportivos y gimnasios, las Escuelas de Verano promovidas por Ayuntamientos y/o AMPAS y otros tipos de eventos destinados a niños y niñas en este tiempo caluroso. Incluso los Clubes de Fútbol crean sus Campus para captar futuras promesas.  Por supuesto que las Academias siguen teniendo su auge, pero están destinadas principalmente al aprendizaje de las Lenguas Extranjeras y a la recuperación de materias especialmente para alumn@s mayores.

Las Escuelas de Verano se diferencian de la escolarización formal que se da durante el curso en que aunque sirven de repaso del curso, se promueve principalmente la actividad lúdica.  No hay lugar ya en la geografía, al menos en la andaluza, en la que no se organice este tipo de actividades.  Como decía antes, sirven para que las familias puedan conciliar la vida laboral y familiar, aunque cada vez son más las que llevan a sus hijos a este tipo de actividades aunque en la casa haya alguien que no esté trabajando (De ahí el título de la entrada, porque esto da pie a la reflexión…¿Deben los niños seguir “cargados” de trabajo y actividades durante el verano? ¿No es suficiente con el trabajo a lo largo del curso? Pues no hay una respuesta absoluta a estas cuestiones ya que dependen de varios factores).

Hasta hace un par de años yo me mostraba enemiga de estas actividades en el sentido de que si los padres y/o madres estaban de vacaciones, como es mi caso en verano, llevaran a sus hijos e hijas a estos eventos. No entendía cómo, estando en casa, era necesario en cierto modo desprenderse de los niños y cansarlos además.  El tiempo ha pasado y me he dado cuenta de que estaba en cierto modo equivocada, sobre todo cuando no es ya una decisión propia, ya que para ello se habría de tener en cuenta la opinión del niño o niña y en mi caso, yo lo he hecho.  Opinión que no tiene que ser determinante a la hora de decidir que el niño acuda o no, pero que sí que puede influir.

Mi hijo Fernando y yo ya habíamos hablado acerca de la posibilidad de que este verano acudiese una quincena a la Escuela de Verano, no más por no ser necesario y no cansarlo tampoco.  Volviendo a lo que hablábamos antes, en verano no sólo no trabajo sino que actualmente estoy disfrutando del permiso por maternidad.  Pero veía necesario un poco de entretenimiento extra aparte de lo que pueda tener aquí en casa.  Precisamente por eso, él no tuvo problema ninguno y decidimos que lo haría la primera quincena de Agosto.

Sin embargo  la oferta del Ayuntamiento para este verano no se quedaba ahí, ya que a la par publicitaba la Escuela de Verano Multideportes para el mes de Julio.  Los que nos conocéis, sabéis que a mi hijo Fernando le apasiona el fútbol (los deportes en general, pero en concreto éste).  Le hizo tantísima ilusión que no pude evitarlo y lo matriculé para la primera quincena.  Para mí el hecho de que practique deporte sólo por pasarlo bien es esencial y él así lo hace.  Pero lo mejor no es eso (me refiero siempre pensando en él, que mi bolsillo y mis “madrugones” lo sienten) sino que a punto de terminar la quincena, no quería dejar la Escuela, así que en ella sigue para terminar el mes completo.  Una actividad centrada en su interés,lo ideal.

Irá, en efecto, a la Escuela en Agosto, pero terminamos el mes de Julio encantados de la vida:  Cuando lo recojo viene cansado pero feli, come bien, duerme la siesta, luego disfruta de su tarde de piscina y por la noche descansa muy bien. 

En conclusión, la decisión de llevar o no a los hijos a este tipo de actividades es muy personal; por supuesto que es lo más indicado para aquellas personas que tienen que hacer encaje de bolillos para conciliar la vida laboral y familiar, pero también es muy importante que el enfoque de las actividades que se hagan sean del interés del niño o la niña . En el caso de las familias que en verano estamos en casa lo dicho, decisión de cada uno, pero es interesante procurar al niño o a la niña un entorno de actividades variadas en verano, sin sobrecargarle, y éstas pueden ser muy adecuadas siempre que estén organizadas desde un punto de vista lúdico.

Por hoy ya me he explayado un ratito, espero que la entrada os haya resultado útil y/o entretenida.

PD: Jamás habremos de olvidar a las abuelas…pero no debemos olvidar que ellas tienen su vida, que podrán estar a nuestra disposición pero sólo eso, no debemos abusar de la misma.


Aquello que me interesa es…

Entrada original de mi blog cuando lo inicié en Julio de 2013 y editada en Enero de 2018.  Aquello que me interesa…

Pues bastantes cosas, no penséis que aquí vais a encontrar grandes reflexiones, que voy a tratar temas para mí “infumables” o demasiado abstractos, no (dícese política, religión, etc…bueno, tal vez de pasada pero no estoy aún segura).

Aquí encontraréis pensamientos y opiniones sobre aspectos que se me vengan de pronto a la cabeza y que quiera compartir con el mundo, pero también vivencias personales relacionadas con ambos aspectos de mi vida; como seño, a veces plantearé temas educativos pero de manera básica, respetando opiniones y pidiendo que respeten las mías, que tras dos décadas en la docencia alguna experiencia debo tener. Como mamá, (etiquetaré siempre cada entrada ya que no a todos mis lectores les va a interesar lo mismo),  hablaré sobre temas relacionados con niños y preadolescentes y abordaré el tema de la diversidad funcional tan presente en mi vida y en mi día a día.  Publicaré recetas de cocina (si los de Masterchef vieran cómo emplato me mandaban directa al infierno…yo es que soy más fan de Falsarius Chef, ¡jeje!), novedades en el supermercado, maquillaje y cosmética que me gustan mucho, y, en fin, trataré todo lo que me apetezca porque para eso es mi blog y como un día me dijo una persona de la que guardo un buen recuerdo, “en tu blog personal puedes escribir y opinar lo que te dé la gana…en el profesional hay que ser más cauto”, y la verdad es que tenía toda la razón.

Tan sólo espero que cada uno lea lo que le apetezca, que lo disfrutéis y que, por supuesto, gustéis de opinar que para eso existen los comentarios.  Por hoy ya es suficiente, buenísimas noches a tod@s.

PD: Por cierto…¿no es posible que todo Masterchef lleve dentro consigo un Falsarius? Porque se dice en los mentideros culinarios que la tortilla de patatas fritas de bolsa de Ferrán Adriá está para chuparse los dedos…