Los pedagogos o…a vueltas con “los que saben de todo”.

Los pedagogos o…a vueltas con “los que saben de todo”.

Jean Piaget pedagogo

Jean Piaget (1896 – 1980)

Los pedagogos, médicos, abogados o cualquier “docto” en determinada área sin haber pisado nunca una facultad. Los pedagogos. No Freinet, ni Piaget ni Freire.  Gente sin cierta formación que se cree con derecho a exigir y meterse en la labor propia de los especialistas en una materia. De eso va hoy mi opinión. Y no son sólo pedagogos, también “médicos”, “abogados”, etc.  Espero no molestar.  Sólo expreso mi opinión en éste, ¡MI blog! ¡con todo el respeto del mundo! El mismo que pido para mis compañeros y compañeras de profesión.

LOS QUE SABEN DE TODO

De un tiempo hacia acá creo que hemos ido pasando de un extremo a otro de una forma muy acelerada. La sociedad era, cuando yo era pequeña, sumisa en cierto modo…¡más que sumisa, conformista! Y no, eso no es correcto, pero es que hoy en día hemos aprendido a quejarnos por todo, a que todo nos parezca mal y no, no nos callamos. Sí, sí que es necesario alzar la voz y defender nuestros derechos, de ello no cabe duda, pero para algunas personas, el paso de la defensa al avasallamiento es ciertamente inexistente.

En esta sociedad existen personas que se creen el ombligo del mundo, intocables;  que se olvidan de que, al mismo tiempo que tienen derechos, tienen también deberespero parece que eso no va con ellos. Prima un individualismo hasta la fecha desconocido. Esto se ve mucho sobre todo en los ámbitos educativos y sanitario. En el educativo, parafraseando al conocido juez de menores de mi ciudad, Emilio Calatayud, los docentes estábamos antiguamente en la tarima.  Ahora, por mucho que él diga que sería necesaria una regresión en el sistema educativo, no es una tarima lo que necesitamos sino un mínimo de respeto: el debido a una profesión, base de todas las demás y a la que a diario una parte importante de la sociedad resta importancia.

baja laboral Igual ocurre, por ejemplo, con el sector sanitario. Recuerdo el caso de una paciente que cada vez que pisaba el consultorio médico de la localidad donde vivía montaba unos escándalos tremendos ante la negativa del médico de concederle una incapacidad laboral. Así ocurre con mucha frecuencia, y no es extraño conocer casos de agresiones a facultativos y personal sanitario. Porque “si yo considero que me tienes que dar de baja, tienes que hacerlo y ya está” (y como esta afirmación, todas las que al “paciente”, por llamarlo de alguna manera, le apetezca).

Y yo digo que no es justo. No es justo, en el caso de los maestros, por ejemplo, que en vez de “estar a la altura justa en nuestra tarima”, estemos continuamente en el punto de mira, siendo objeto de cuestionamientos y poniendo en entredicho nuestra labor.

EL RESPETO A LOS Y LAS DOCENTES

Nosotros somos los profesionales de la educación, los que nos hemos formado durante años para conseguir un título, los que hemos pasado horas y horas preparando temarios y exponiendo unidades, pagando academias, muchos de nosotros recorriendo no ya la geografía andaluza sino la peninsular y quitando horas a familia y amigos para preparar un temario. No es justo que, con años de experiencia en nuestro bagaje, con ganas de innovar, de seguir aprendiendo, de quitar horas nuevamente de nuestro asueto personal para dedicarlas a la formación, de llenar aulas de las escuelas de idiomas y academias, estemos continuamente en entredicho y que personas de diversos ámbitos y/o sectores se crean en el deber de decirnos cómo y de qué manera tenemos que ejercer nuestra profesión.  ¡No se preocupen, señoras y señores, qué nosotros sabemos cómo llevar a cabo nuestra tarea! Labor a la que nos encoméndamos diariamente con la mayor ilusión del mundo cada mañana, sabiendo que durante esas cinco horas que pasan con nosotros, los hijos e hijas de otros pasan a ser responsabilidad nuestra.

grupo whatssap padres

Consejos para un buen uso del grupo de whatssap de familias: Los grupos de whatssap, parte culpable de esta situación

Nos convertimos en los responsables y a la vez se nos encomienda la tarea de hacer de ellos personas competentes en esa sociedad cada vez más exigente.  Y creedme, lectores, lo que os digo, y hablo en concreto de la enseñanza pública, no demasiado boyante en cuanto a recursos, que ponemos todas las ganas y la carne en el asador para que así sea.  Pero el hecho de que de forma tan continuada, en nuestras masificadas aulas, seamos continuamente el blanco de las críticas y que todo el mundo se crea con derecho de exigir (no ya opinar, ¡porque si fuera sólo eso!) determinadas actuaciones con sus vástagos -pensando previamente que lo que hacemos con ellos no es correcto y sin ver qué, como ellos, hay otros veintitantos papás que piensan cada uno de manera distinta-…ese hecho a veces hace que a pesar del empeño y las ganas que le ponemos, nos vengamos abajo…¡pero sólo un poquito! ¡porque nos debemos a nuestros niños y ellos se merecen ser competentes en un futuro no muy lejano!

En mi caso particular,  que trabajo el ámbito lingüístico, tengo un gran deseo para ellos, compartido con las familias a pesar de que no vean  siempre las cosas del mismo color: en esta sociedad que, por desgracia, se ha vuelto tan competitiva, en la que los idiomas van a ser una herramienta necesaria para desenvolverse en el terreno laboral ¡yo quiero que salgan del colegio lo mejor preparados posibles en cuanto a inglés se refiere! que luego no se les complique demasiado con el paso del tiempo y que a la hora de obtener una titulación oficial lo puedan ir solventando sin demasiada dificultad.  Eso es lo que todos los docentes queremos para su futuro.

never give up

¡Nunca nos rendimos! Somos blanco de críticas pero renacemos cada mañana

CONCLUSIÓN

Sin duda, no somos perfectos y nuestras decisiones no siempre van a parecerle correctas a todo el mundo; pero nos avala nuestra formación y experiencia y merecemos un respeto por el cual abogo en esta entrada.  A mí no se me ocurre meterme en cómo hace el pan el panadero, dirige el tráfico el policía local o en qué medicación me tiene que mandar mi médico para la gripe; me han educado en el mismo respeto que yo pido. Ni siquiera contradigo las decisiones de mis compañeros de profesión en relación con mis hijos.  Ellos saben lo que es correcto  y adecuado para mis pequeños.

Un beso muy grande para todos esos docentes que, como yo, pasan parte de sus tardes corrigiendo, programando, planificando tareas, y pensando en qué pueden hacer para mejorar el rendimiento de sus alumnos.  Y a todos y todas, como siempre, desearos salud, felicidad y libertad.

Ely

 

¡Forma parte de esta comunidad! ¡No te pierdas nada!

historiasdeely.es

ElyGM

15 comentarios

Omayra Montes Publicado el4:18 pm - Mar 13, 2018

Hola, está claro. Estoy totalmente de acuerdo con tu conclusión ya que cada persona tiene su formación y/o conocimientos. La verdad es que a mi es algo que nunca me gustó prejuzgar a nadie ni intentar limitar las decisiones de nadie o intentarlo. Pues cada quien es como es y tiene su misión en la vida.

Gran post. Un abrazo

Bella Estilo Publicado el7:29 pm - Mar 13, 2018

Hola!
Me ha gustado mucho tu post ya que hoy todo el mundo sabe de todo. Pienso igual que tu, cada uno entiende de su labor y hay que respetarlo

Bss

Lorena Publicado el7:53 pm - Mar 13, 2018

¡Hola!
Tienes toda la razón, de verdad a mí igual me da rabia cuando te topas con alguien que cree saber más que un médico, más que un profesor o más que un abogado…
La soberbia de algunas personas no tiene límite, así ocurren los problemas como has comentado que agreden a los médicos incluso. Una pena.
En tu caso como docente, supongo que debes estar armada de paciencia porque hay padres de todo tipo, y los que irán a dar lecciones de cómo tienes que enseñar a sus hijos.
Como bien dices, es una falta de respeto ir a decirle a un profesional como debe hacer su trabajo. Y sí, como todos, cometereis errores pero si no son de mucha gravedad, lo más sensato es aceptar y respetar lo que hagáis que para eso os habéis formado y tenéis experiencia en la materia.
Un beso

Mireia Ravell Publicado el7:11 am - Mar 14, 2018

¡Hola!
Justamente no hace mucho, hablaba de este tema con una amiga. No sé que ha pasado, pero de unos años atrás a ahora, la figura del profesor/a se ha desprestigiado…no lo entiendo. Cuando es un pilar muy importante dentro de nuestra sociedad.
Ahora los padres y no padres, se piensan que saben más que los propios profesores…y a mi parecer, lo único que consiguen es perjudicar a sus hijos, una lástima. Sinceramente, creo que se tendría que hacer algo al respeto, porque si queremos que una sociedad avance, hemos de empezar por la educación y dejar trabajar a los verdaderos profesionales, los profesores/as.
¡Un abrazo y ánimos!

Flor Publicado el12:53 pm - Mar 14, 2018

Muy buen posteo, comprendo perfectamente lo que expresas, en mi corta experiencia me cruzé con profesionales que claramente no disrutaban de su profesion y por ende hacian las cosas de mala gana, lo que hace que despues se los juzgue a todos de la misma manera…
Gracias por compartir esto! Un beso!

María Sánchez Fabián Publicado el8:53 pm - Mar 14, 2018

Hola. Me ha gustado mucho leer tu post y estoy totalmente de acuerdo con todo lo que expresas. A mi también me da rabia esa gente que se cree saberlo todo, me ponen de los nervios…, se piensan que saben más que las personas que han estudiado años para ello. Un beso.

Miriam Lerma Publicado el11:22 pm - Mar 14, 2018

Hola ! Estoy totalmente de acuerdo con lo que explicas en tu post, esta claro que muchas veces ”no todo lo que reluce es oro”. Yo me cruzado a muchas personas que tenían días malos y al final me di cuenta que no le gustaba lo que realizaban y que encima se creían superiores… Enfin me a encantado tu post. Buenas noches.

Mi meta, tu salud. Carolina Publicado el5:21 pm - Mar 15, 2018

¡Hola!
Creo que es un plaga que afecta en todos los sectores. Ayer mismo, hablando con un señor el cual él no sabía que soy fisioterapeuta me hablaba de unos “remedios” milagrosos para el dolor producidos por una hernia de disco. Remedios que claro, a él se lo había contado no se quien que le funcionó, etc etc., que suelen ser siempre los argumentos que suelen dar estos “enteradillos”. Y mejor no comentó la riña que tuve con una mujer que quería que le hiciese un informe favorable para una discapacidad (y lo que tenía era más cara que espalda).. me lo ha recordado lo que has comentado de la señora que quería la baja… En fin…
Con el tema de los maestros, puedo hablar solo de lo que sé por amigos, y obvio por la opinión que tengo sobre ellos. En mi vida me he cruzado con grandes maestros, y también tengo que decir que con pésimos, pero eso es cosa de la persona creo yo. Pero en términos generales, ni se me pasaría por la mente de opinar sobre su trabajo, vuestro trabajo, porque hablando claro, yo no sería fisioterapeuta, por ejemplo, si no hubiese sido por vosotros. Así que, todos aquellos que critican tanto, que hagan un poco de autoreflexión, porque sin los maestros ningún profesional sería lo que es. No hay más…
Besotes

Vanesa Giménez Publicado el6:12 pm - Mar 15, 2018

Me he sentido sumamente identificada con este post no porque sea médica o maestra sino porque cada día me encuentro con médicos que lo son sin haber estudiado, psicólogos, asesores económicos.. me revienta mucho esa actitud. A mi consulta viene gente con auto diagnóstico y las pruebas que les tienen que hacer, es la leche!! Que cada uno se dedique a lo suyo, así iríamos mucho mejor.. muaksss

ariencilla Publicado el10:20 pm - Mar 15, 2018

Hola guapa
Cuanta razón tienes!! Por ahí hay mucha gente que va de que lo sabe todo y no respetan a los que si saben de lo que hablan.
Tanto maestros como médicos, por hablar de dos colectivos a los que se cuestiona mucho, saben lo que hacen porque han estudiado y tienen experiencia, y por eso se merecen nuestro respeto y atención
Un besazo

rebecamlblog Publicado el4:59 pm - Mar 16, 2018

Una cosa es opinar y otra cosa en meterse en como uno hace su trabajo y creo que eso está mal, en mi experiencia personal con dos niños en edad escolar he tenido algunas diferencias con los métodos de estudio que usan algunos profesores porque en ambas partes tanto padres y profesores hay falencias que deben ser superadas, y la comunicación es importante para lograr una mejor educación, por ejemplo siempre me ha parecido que la lista de útiles es excesiva y al final de año no se termina de usar el material, este no se devuelve a los padres por el contrario se desecha, si uno reclama eso esta mal?

    ElyGM Publicado el6:40 pm - Mar 23, 2018

    No es tanto que se reclame, Rebeca, sino las maneras de hacerlo. Se puede pedir con educación y sin exigencias. ¡Saludos!

      Mary Publicado el11:50 pm - Abr 27, 2018

      Pues yo por no exigir mi hijo tiene la autoestima por los suelos con 27 años, su maestra con en primaria se dedicaba a llamarle tonto, lolo q no era ni la sombra de su hermano, q no le iba a llegar a la suela de los zapatos, y le echaba el humo del cigarro en la cara. Luego fue pasando por otros profesores de su hermano q me decían, no te piensen q este es Jesús y yo les decía NO es Alvaro.
      Esto es educación de buenos maestros? Acoso? Si hubiera sido ahora la meto una denuncia q se entera pero hace 20 años ….y aunq mi hijo tuviera un retraso en el aprendizaje no tenía derecho a tratarme así, este era un colegio concertado, cuando le cambie a uno del estado venia todo contento diciéndome… mamá entiendo lo q me explican, pero ya era tarde vino el Instituto su operación a vida y ya se perdió, ahora se está sacando el graduado.
      Eso es lo q le debemos a esa buena profesora q undiera a mi hijo, y mira q yo le dije mil veces q si necesitaba ayuda se la buscaba y siempre no q era un poco más lento, pero q ya recuperaria

        Mary Publicado el11:53 pm - Abr 27, 2018

        Y lo q le ha acarreado es una depresión creo q de por vida, sin autoestima y siempre negativo

          ElyGM Publicado el1:36 pm - Abr 30, 2018

          Como en todos los campos profesionales, hay personas de todo tipo; yo misma sufrí en EGB un acoso y derribo por cierto profesor de matemáticas, el cual me hizo pasar malos ratos y odiar l aasignaturas pero recuerdo con mucho cariño al resto de docentes que me dieron clase.

SI TE APETECE, DÉJAME UN COMENTARIO, SIEMPRE CON RESPETO

A %d blogueros les gusta esto: