ÉSTA SOY YO, LA SEÑO Y LA MAMÁ

Historias de una señomamá

Me llamo Elisa aunque desde siempre me han llamando Ely (con y), así que con ello me quedé.

Soy natural de Granada, una de las ciudades más bonitas que se puede conocer.  A pesar de vivir en una zona tranquila de su área metropolitana, me considero urbanitas, y es en la ciudad donde me muevo como pez en el agua.  Pero también me gusta disfrutar del silencio y del aire puro.

Me dedico a la docencia desde hace dos décadas y hay muchas cosas que me gustan: enseñar, aprender idiomas (actualmente estoy inmersa en la preparación del CAE de la Universidad de Cambridge), leer, escribir, probar a hacer recetas nuevas y también la fotografía aunque no tengo apenas tiempo de aprender o practicar.  También me gusta descubrir el lado bueno de las redes sociales.

Pero lo que en realidad me apasiona es mi familia.  Tengo dos hijos, como se suele decir, “la parejita”.  Si bien es verdad que la pequeña me transformó la vida, dándole un giro de 180º a la misma, pues me hizo introducirme en un mundo desconocido para mí hasta el momento, el de la discapacidad.  Por ello, me considero una activista en la lucha por la inclusión de las personas con discapacidad en la sociedad y voy a seguir en ello sin prisa pero sin pausa.

Me gusta mucho opinar y reflexionar, desde sobre aspectos básicos como productos de maquillaje hasta temas relacionados con la educación y la discapacidad.  Como podéis ver, mi blog es un cajón de sastre en el que cabe de todo un poco.  Espero que disfrutéis con su lectura y sobre todo, que me lo hagáis saber.

Por cierto, el término “señomamá” procede de cuando mi hijo de once años tenía dos.  En alguna ocasión lo llevaba conmigo al colegio.  En el patio cuando los otros niños me llamaban seño, él me decía “señomamá”.   En varios cursos le he dado clase; ya no ¡pero yo sigo siendo “señomamá”, “teachermummy”o simplemente ¡tichermummy!

 

¡Forma parte de esta comunidad! ¡No te pierdas nada!

historiasdeely.es