SI PUDIERA VOLVER ATRÁS…

Partiendo de la base de que no me arrepiento de mi vida actual, a pesar de ciertos flecos que tiene, si pudiera volver atrás no habría hecho ciertas cosas o habría dejado de hacer otras.

Esta semana vuelvo al blog después de días de mucho ajetreo, aunque no dejo de aparecer por las RRSS y publiqué vídeo en Youtube (AQUÍ lo tenéis).  De nuevo lo hago a partir de una dinámica del grupo de apoyo a bloggers “Más que madres/padres” en Facebook.  La propuesta en esta ocasión es la que expreso en el título. Continuar leyendo “SI PUDIERA VOLVER ATRÁS…”

¡Feliz Navidad para todos y todas!

Feliz Navidad 201

 

No quería dejar pasar estos días sin desearos lo mejor para estas fiestas, una Feliz Navidad; en mi caso las recibo un tanto indispuesta pues parece que uno de esos virus que andan por el ambiente y que, rodeada de niños, no me afectan durante la etapa lectiva, viene a cebarse en la vacacional, ¡pero seguro que en un par de día me encuentro como nueva!

Continuar leyendo “¡Feliz Navidad para todos y todas!”

LOS ROLES EN LA PUBLICIDAD PERSISTEN: JUEGOS Y JUGUETES

Niño frente al televisorEn esta casa donde hay niños, mucha de la televisión que se ve o se oye está, sin duda, dirigida al público infantil y juvenil.  No quiere ello decir que los adultos no la veamos, por supuesto; pero yo últimamente no lo hago poco. Uno de los canales más seguidos, sobre todo por mi hijo, es Disney Channel. Y hoy os quiero hablar de cierta publicidad sexista en juguetes.

Se acercan las fechas navideñas y es inevitable la carga de publicidad dirigida a niños y niñas, eso no cambia ni cambiará. ¡Que las muñecas de famosa llevan dirigiéndose al portal la friolera de cuarenta y seis años! (¿Y todavía no han llegado?). Pero el nivel de consumismo provoca que hoy haya juegos y juguetes de todo tipo y para todas las edades.

Continuar leyendo “LOS ROLES EN LA PUBLICIDAD PERSISTEN: JUEGOS Y JUGUETES”

Series de televisión y su secuelas: Recordando “Padres forzosos” (“Full house”)

A TRAVÉS DE “MADRES FORZOSAS”

Hoy os quiero hablar de la última serie que he visto en Netflix .  Se trata de “Madres forzosas” (“Fuller house”) , el spin off de la conocida “Padres forzosos” (“Full house”) ¡treinta años después!).

Continuar leyendo “Series de televisión y su secuelas: Recordando “Padres forzosos” (“Full house”)”

A VUELTAS CON…HALLOWEEN (Costumbres de otoño)

…Y no lo quiero ni pensar. ¡Ya se acerca!

Estamos ya hoy, fecha en la que empiezo a escribir esta entrada, a 10 de Octubre.  Me encanta el otoño aunque se niegue a llegar (Curiosamente, hoy me encontraba en un centro comercial  en el que ya empiezan a aparecer las primeras decoraciones navideñas…¡a 33ºC en el exterior!) y recuerdo épocas en las que en estos días el fresco empezaba a llegar.  Recuerdo que en mi primera vivienda en propiedad encendí por primera vez la calefacción un doce de Octubre de hace quince años. Era en el Altiplano de Granada, de ambiente más fresquito que en la capital, aunque la temperatura ahora es la misma.  En estos días,  si no enciendo el aire acondicionado es casi por vergüenza (y para que  Endesa no me “cruja” de paso); y, como dirían los ancianos del lugar “¡cuando yo era joven,  en esta época caían dos palmos de nieve!” Continuar leyendo “A VUELTAS CON…HALLOWEEN (Costumbres de otoño)”

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO…¡EL PROPÓSITO!

Antes que nada ¡quería felicitar a mis lectoras y lectores por la llegada del nuevo año! ¡Otro año más y 365 oportunidades por vivir!
Esta Navidad ha sido rara para mí: la salud familiar un tanto resquebrajada, un viaje relámpago en busca de respuestas que no he encontrado (aunque sí ideas y orientaciones) han hecho que sea un tanto atípica…no es la primera Navidad así, pues la de hace cuatro años fue incluso traumática, con el nacimiento prematuro de mi hija, pero para mí, que me gustan estas fiestas porque mi niña de dentro no se quiere marchar, no han sido las mejores.  Pero vendrán muchas más y aquí estaremos día a día hasta que lleguen
El cambio de año es siempre motivo de nuevos deseos y de propósitos que cumplir; ¿Quien no se ha propuesto con la llegada del año dejar de fumar, perder peso, empezar a ir al gimnasio, aprender idiomas…? ¡Que tire la primera piedra quien no lo haya hecho nunca! ¡Nadie! ¿Verdad? Pues yo había pensado hacer una entrada enumerándoos los míos, pero realmente cada uno tendrá los suyos y probablemente esteis ya cansados de escuchar los de los demás.  Así que lo he pensado mejor y en vez de una lista, os voy a contar el propósito y por qué me lo he planteado.

La mañana del 31 de Diciembre me levanté tras una noche de ensoñaciones, de esas en las que se entremezclan situaciones extrañas con personas conocidas. Durante mi sueño, aparecieron personas lejanas en el tiempo y en la distancia, personas que en el pasado habían sido significativas en mi vida de una manera u otra y empecé a sentirme un poco triste.  Si mi trayectoria vital se caracteriza por algo es porque ha transcurrido a través de ciclos, en los que se han ido quedando atrás personas, unas que no aportaban apenas y otras que sumaban, y siempre me ha dado nostalgia dejar a estas últimas atrás, pero el ciclo debía cambiar sin más remedio.

Al despertar esa mañana me di cuenta de que no sirve de nada tener infinidad de amigos en tu cuenta de Facebook si sólo son un número o una foto,  de que a esas personas con las que has compartido situaciones y experiencias, por lo general buenas si es que están ahí (porque ya ha habido algún otro bloqueo) y ya no están en tu vida, al menos a nivel presencial, hay que cuidarlas, tenerlas en consideración y recordarles que en un momento de tu y de su vida fueron importantes para ti.  Y de ahí surge mi propósito de año nuevo.

En ese momento cogí el móvil y me dispuse a felicitar el año nuevo a esas personas que habían aparecido en mis sueños y a todo aquel que pude pues mi tiempo era escaso.  Recibí respuestas y bonitos deseos por parte de muchos de ellos, hubo otra gente que no me contestó pero supongo que cada persona tiene su carácter (como dirían los ingleses, “mood”) pero a mí no me importó. Me quedo con los deseos de la buena gente.

Y entonces lo tuve claro: Mi propósito para este nuevo año 2017 es cuidar de las personas.  De las que me rodean en el presente y de las que lo hicieron en el pasado.  Que sepan que no les olvido y que significaron algo en mi vida.  No se trata de agobiar a la gente sino de, por ejemplo, en su cumpleaños, dedicarles unas palabras y no dejar la felicitación para última hora, tan última que a veces, ni llega. Decirles “hola” de vez en cuando, y no importa si a veces no llega respuesta, como decía antes,  no todo el mundo tiene esta manera de pensar.



Por supuesto que hay propósitos añadidos (el C1 de Inglés de momento lo dejo para 2018, el gimnasio se quedó en el mismo sitio en el que lo dejé, etc., y alguno más en mente pero las ideas sobre el mismo no me terminan de llegar) pero el principal está ahí y quería que lo supieráis. 




Espero que os guste mi propósito y si os apetece podeis incluirlo en vuestro listado también.  Alegrar el día a alguna persona está en nuestra mano y no es tan difícil, al igual que agradecemos que nos lo alegren a nosotros.

¡Muchas gracias por leerme un ratito! os invito a que me sigais tanto en el blog como en redes sociales donde me encontraréis en FacebookTwitter e Instagram, ya que me dará mucha alegría saber que estáis ahí.

Sigo dándole vueltas a la estética del blog, así que puede que en los próximos días vayáis viendo cambios.

Hasta la próxima entrada, os deseo, como siempre, lo mejor.

Ely (señomamá)